Joaquim Canet

¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO!

Written by Joaquim Canet. Filed under Animación, Artes y Oficios, Ilustración, Infantil, Moda, Nuevas Publicaciones. Bookmark the Permalink. Post a Comment. Leave a Trackback URL.

Animación stop motion cubierta3 285x285 ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO! Y quien dice Tim Burton dice Walt Disney, o Wes Anderson… Si hacemos una lista de los grandes cineastas que han usado las técnicas de animación stop motion, nos daríamos cuenta de lo mucho que estos maestros del séptimo arte las aprecian. Películas tan recientes como  Fantastic Mr. Fox o Una pesadilla antes de Navidad están realizadas prácticamente con animación stop motion y otras, como ¿Quién engaño a Roger Rabbit?, se apoyan ampliamente en ella. ¿Y qué es entonces la animación stop motion? Los que crecimos en los años ochenta, y los que son algo más mayores también, recordarán esas hipnóticas películas checas y polacas que parecía que iban a ser súper aburridas pero que nos dejaban pasmados con su encanto, su gracia y su increíble creatividad. Si  bien es cierto que ahora cualquier niño de cuatro años sabe manejar perfectamente una cámara digital y un Smartphone y que la tecnología, si no nos devora, nos facilita la vida, también lo es que hay una extraña pureza en la diversión que nos proporcionan las cosas simples, en aquello que no necesita cables, ni pilas, ni conexión a internet. En lo que nos devuelve a esos momentos del pasado en que se nos pasaba el tiempo volando con la plastilina, las cartulinas de colores, el Lego o unos simples rotuladores. Los que tienen niños pequeños, o los afortunados que mantienen vivo a ese escurridizo niño interior, lo saben bien. Mediante la animación stop motion, un objeto manipulado físicamente parece moverse por sí mismo. Ello se consigue fotografiando uno a uno pequeños movimientos. Los materiales flexibles, como el barro o la plastilina o las figuras articuladas son ideales para hacer películas, pero no siempre son necesarios. Se pueden usar herramientas, ropa o utensilios de cocina, con resultados increíblemente divertidos. Evidentemente, este sistema algo elemental ya se le ocurrió a una mente despierta hace muchísimo tiempo. Al principio, también se jugaba con el stop motion para hacer ver que los objetos se movían mágicamente. J.Stuart Blackton fue uno de los pioneros, con sus películas The Humpty Dumpty Circus (1897) y la deliciosa The Haunted Hotel (1907).

Segundo de Chomón, cineasta pionero de principios del siglo XX, experimentó con estas técnicas. A partir de aquí, el uso del stop motion fue creciendo y muy a menudo se usaban materiales como el barro, como en la fantástica adaptación de Romeo and Juliet, realizada por Helena Smith Dayton. Las décadas entre 1910 y 1930 supusieron una enorme popularización del género y uno de los animadores más conocidos, Willis O’ Brien, participó en películas como The Lost World, en 1925, ¡en la que el mismo Arthur Conan Doyle tenía un papel!

(¿Cuántas veces la habrá visto Steven Spielberg? O la primera (y la mejor) adaptación de King Kong, de 1933…)

En Europa, la alemana Lotte Reiniger, que estaba fascinada con el teatro de siluetas oriental, experimentó con la animación de siluetas y creó fantásticas películas a lo largo de su larga carrera, tanto en Berlín como en el exilio. La más conocida es Las aventuras de príncipe Achmed, de 1926, que recibió el respaldo de Jean Renoir y se convirtió en un gran éxito, pero hizo muchísimas más, inspirada en óperas de Mozart o Maurice Ravel, y colaborando con grandes músicos como Kurt Weil o autores como Bertolt Brecht. Aquí hay un pequeño extracto de la película, pero se puede ver en You Tube, así como muchas otras de Lotte Reiniger

El stop motion pronto empezó a usarse en películas más y más ambiciosas y también en publicidad, al tiempo que se iba avanzando en los distintos tipos de materiales y técnicas. En 1975 el stop motion ganó su primer Óscar con la película Closed Mondays, en la cual el innovador Will Vinton unió su talento al escultor Bob Gardiner.

El mismo Vinton, en su documental Claymation, describe su experiencia con el stop motion y las técnicas de este arte. Al tiempo que especialistas en muchos países se lanzaban a experimentar, seguían apareciendo clásicos como Los Moomins de Tove Jansson. Los Moomins, además de libros y dibujos animados, también tienen su propia serie de películas en stop motion. No podemos dejarnos al legendario cineasta checo Jan Svankmajer,  que adaptó clásicos de la literatura como Alicia en el País de las Maravillas o el Fausto de Göethe.  Más adelante, escenas de películas como Terminator, un referente de los efectos especiales del momento, se realizaron con las técnicas del stop motion. En 1993 Una pesadilla antes de Navidad, de Tim Burton, consiguió llevar a las salas de cine una película de larga duración realizada enteramente en stop motion. Pero sin duda uno de los grandes hitos del stop motion, y definitivamente una de las razones que explican el interés general por estas técnicas, fue la maravillosa Wallace&Gromit: The Curse of the Were-Rabbit (en España, La maldición de las verduras) que, aún siendo la primera película de larga duración de la serie creada por Nick Park, ya venía precedida por tres cortos anteriores. Ganadora, al igual que sus antecesoras de innumerables premios, entre ellos un Oscar®, Wallace&Gromit: The Curse of the Were-Rabbit triunfó entre la crítica y recaudó más de 100 millones de dólares solamente en los Estados Unidos. Luego llegó la deliciosa oveja Shaun, (Shaun the Sheep, un spin-off de Wallace and Gromit, creado también por Nick Park), que en teoría iba a hacer las delicias de los más pequeños pero que acabó volviendo locos a espectadores de todas las edades. En realidad, la historia del stop motion es fascinante y está llena de joyas increíbles que no nos caben aquí y que, en los últimos años han despertado un interés creciente. Ya no se trata solamente de disfrutar de estas películas, sino también de aprender cómo hacerlas! Melvyn Tiernan es un joven artista británico del stop motion que ha fundado dos compañías de animación y que además trabaja con jóvenes en escuelas y comunidades organizando talleres y actividades en torno a este mundo. Melvyn Tiernan, a través de su compañía, Melmation, Melvyn Tiernan crea películas publicitarias para un amplio abanico de clientes, realiza cortos, proyecciones y videos musicales, entre muchas otras cosas. Su primer libro se llama Animación Stop Motion, ha sido publicado por Promopress en España y ofrece una guía básica pero exhaustiva para animarse a hacer películas.

Animación Stop motion 12 585x302 ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO! El libro se abre con los primeros pasos, que incluyen una explicación de los principios que rigen la animación  -como la teoría de la persistencia de la visión, según la cual el cerebro las imágenes retiene durante una pequeñísima fracción de segundo-  o la aceleración y desaceleración y un análisis detallado del material necesario, es decir, el tipo de cámara ideal, las lentes, los soportes o la iluminación, etc., y luego continúa con secciones dedicadas a los distintos tipos de material y herramientas para crear las figuras y escenarios. Animación Stop Motion 21 585x295 ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO! Además, nos muestra una comparativa de las distintas posibilidades de software disponible. Los gráficos y las maquetas de configuración y las los procesos de creación del story-board son de gran ayuda para imaginarse cómo crear un “set de rodaje” y ponerse manos a la obra sin miedo. Animación Stop Motion 31 585x301 ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO! Todo el libro está ilustrado con fotos de los detalles paso-a-paso que simplifican el trabajo y, sobre todo, nos motivan y estimulan para empezar a hacer nuestras propias películas. Las técnicas de stop motion ofrecen  múltiples posibilidades, como la animación de Lego,  las animaciones de pizarra, o  de post-it! Son algunos ejemplos de películas creadas por artistas stop motion que aparecen en el libro Animación Stop Motion y que cuentan sus experiencias, demostrando que, con un poco de paciencia e imaginación, se pueden hacer películas fantásticas con poca cosa más de lo que tenemos a mano en casa. Estos y muchos otros vídeos stop motion los podéis ver en el blog dedicado al stop motion Puppets and Clay.

Al libro desde luego no le falta nada, es divertidísimo y muy motivador. Las aplicaciones del stop motion son amplias, desde pequeñas presentaciones  familiares o para los amigos hasta propuestas publicitarias, trabajos académicos o, simplemente, divertirse y aprender algo nuevo y sorprendente, lo que no deja de ser uno de los grandes placeres de la vida. Empezar con algo pequeño e ir mejorando, perfeccionando y aplicando nuestras propias ideas nos ayudará a coger confianza y poner a prueba la imaginación y la pericia y quién sabe si incluso descubrir una vocación…!

animation stop motion wallacegromit1 312x300 ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO!

Share this:
email ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO! su ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO! digg ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO! fb ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO! twitter ¡LIBERA A ESE TIM BURTON QUE LLEVAS DENTRO!

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


agencia marketing online productora audiovisual en Barcelona
Agencia Marketing Online Barcelona