EL CROCHET. ¡Todo un lujo!

El crochet (o el ganchillo de toda la vida) es otra de las manualidades creativas que hemos visto renacer como si de algo muy novedoso se tratara. En las últimas temporadas, firmas de moda como Dior, Gucci, Rodarte, o Dolce & Gabbana han incorporado el ganchillo a sus colecciones, revolucionando a la prensa especializada y a influencers de todo el mundo.

Y es que ese pasatiempo que nuestras abuelitas practicaban en el salón mientras veían el capítulo diario de la novela o en verano, sentadas plácidamente a la sombra del porche se ha convertido en un símbolo de lujo. Pero, ¡ojo!: del lujo contemporáneo (nada de yates gigantescos y enormes diamantes de dudosa procedencia colgando del cuello de algún futbolista o estrella del rap), es decir, del que sabe apreciar la tradición, las piezas exclusivas elaboradas con amor y en el tiempo que requiere hacerlas.

Este nuevo concepto del lujo, unido a la tendencia boho (estilo relajado, naturalidad, y la feliz unión de lo contemporáneo y lo tradicional), ha abonado el terreno para que el ganchillo, y otras técnicas como el bordado o el encaje, se recuperen y salten de los talleres de maestros artesanos o las salas de estar de tías, abuelas y madres, a los nuevos clubs y centros creativos que reúnen gentes de todas las edades, géneros y estilos de vida y, por extensión, a los interiores más eclécticos, pues podemos crear textiles para el hogar y objetos decorativos, además de prendas de vestir.

 

A diferencia de otras técnicas exigentes que revelan enseguida la mano del principiante, la gracia del ganchillo es que es fácil y agradecido desde el principio, lo que nos da esa motivación extra si queremos liberar nuestra creatividad sin frustrarnos a la primera.

Guía completa de puntos de ganchillo

———————–

Para empezar con buen pie sin perder enseguida sin la ilusión del principiante, nada como dejarnos guiar por un buen manual como Guía completa de puntos de ganchillo, de Melissa Leapman, que incluye 200 fantásticos patrones de ganchillo aplicables a distintos proyectos, como fundas de almohada, sombreros, cobertores, bufandas, etc. Patrones aptos para todos los niveles de habilidad, que podremos poner en práctica gracias a las explicaciones claras y detalladas de los distintos tipos de puntos.

El ganchillo (o crochet) es relajante, divertido y versátil: ¡definitivamente, ha vuelto para quedarse!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *